miércoles, 21 de febrero de 2018

La imagen del monstruo en el cine

¿Podríamos imaginar el mundo, la ficción del siglo XX sin Frankenstein? En este 2018 el personaje de Frankenstein creado por Mary W. Shelley celebra su 200 aniversario y en JPM Ediciones estamos ultimando una nueva edición de esta obra maestra de la literatura. Seguimos como en la anterior publicación de nuestro blog repasando su vigencia y sus implicaciones en todos los campos. Esta vez hacemos un breve repaso por las versiones cinematográficas que han tenido en el siglo XX un efecto multiplicador del carácter mítico de la criatura de Shelley.


Hemos conocido, además, que en 2018 se va a estrenar una película sobre su autora, interpretada por la joven Elle Fanning y dirigida por la saudita Haifaa Al-Mansour, primera mujer directora de aquel país. El film trata sobre los años de juventud de Mary W. Shelley, su relación con el poeta Percy B. Shelley y el proceso creativo de la novela.

La primera versión del monstruo sobre celuloide fue un cortometraje de apenas 16 minutos en los inicios del cine, producido por la Thomas Edison Film Company. En ella se ve a  Frankenstein como protagonista en un ambiente doméstico, casi dos décadas antes de que se estrenara la primera película con sonido.

El doctorFrankenstein, dirigida por James Whale, es la gran película que inició el poder mítico de la criatura data de 1931 y fue protagonizada por el estupendo Boris Karloff  que la fijó como referente de la cultura pop del siglo. El científico loco y su monstruo, los gritos de “¡está vivo, está vivo!” y toda la parafernalia gótica marcaron la imagen que ha sido definitiva, la que asociamos cuando pensamos en Frankenstein. Fue tal el éxito de este film que en apenas cinco años se alimentó el icono creando una compañera para el monstruo en La novia de Frankenstein, también de Whale.

Desde entonces son numerosas las versiones y adaptaciones del cine se serie B, con mención aparte y especial para Eljovencito Frankenstein, dirigida en 1974 por el genial Mel Brooks. En ella Gene Wilder interpreta al doctor Frankenstein, Peter Boyle en la piel del monstruo y un inolvidable Marty Feldman como Igor, en una parodia desternillante del cine de terror clásico.

Más recientemente Kenneth Branagh intentó hacer una versión fiel y lustrosa de la novela original que quizá no consiguió el efecto deseado por mucho que estuviera Robert de Niro. Recientemente la plataforma de contenidos online Netflix ha anunciado una nueva serie sobre el monstruo de Shelley. Lo que queda claro dos siglos después de su nacimiento es que Frankenstein sigue alimentando la imaginería del hombre moderno, sus pesadillas y sus ambiciones. No podemos estar más contentos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario